Educación

Invertir en nuestro sistema educativo es invertir en nuestro futuro. Esto es una parte clave en lo que llamamos el “ciclo de la prosperidad”. Tenemos que preparar a los niños de Oregón para tomar trabajos bien remunerados y generando trabajos mejor remunerados, podemos financiar con éxito nuestro sistema educativo que lucha. 

Honestamente, no podemos decir que nuestras escuelas están teniendo éxito aquí  en Oregón. Hemos tenido décadas de experimentos fallidos y falsos comienzos, y aquí estamos, liderando la nación con nuestras tasas de abandono. Además de esto, Oregón tiene uno de los años lectivos más cortos en todo el país. No podemos continuar haciendo lo que hacemos y esperar resultados distintos.  

- Aumentar la Inversión en el Aprendizaje basado en el Trabajo – Debemos aumentar las opciones para que los estudiantes participen de un aprendizaje en el trabajo, pasantías y programas de verano de empleos para jóvenes. Esto permite a nuestra juventud experimentar un escenario del mundo real.  

- Apoyar a Nuestros Maestros – Los estudiantes no pueden triunfar sin buenos maestros. Debemos apoyar a nuestros maestros creando ambientes de enseñanza que promuevan la colaboración y la tutoría entre alumnos y que permita a los maestros liderar el camino a seguir. Necesitamos más maestros buenos y tenemos que solucionar el sistema PERS (Sistema de Pensiones para los Empleados de Oregón) de una vez por todas con el fin de liberar recursos para la contratación de 2,000 maestros más en todo Oregón.  

- Mantener la Educación Superior accesible – Uno de los mayores obstáculos que enfrenta la juventud al considerar una educación superior es la inminente deuda que van a adquirir. La educación Superior debe ser más asequible y accesible a los estudiantes de universidad y estos estudiantes deben ser capaces de encontrar empleo después de graduarse.